2 de marzo de 2013

Seque viam lucis









"Nacer es solamente comenzar a morir"


(Théophile Gautier)




De nuevo han pasado 365 días en mi vida. Y como suelo decir cada, año un libro se cierra para comenzar a escribir uno nuevo.

Hoy es mi cumpleaños, un cuarto de siglo. Lo que va siendo 25 añitos.

Hoy es cuando me dado cuenta de una cosa; siempre decimos que los niños pequeños crecen de manera que nunca nos damos cuenta.
Eso mismo me está pasando ahora. Me paro a pensar, a ver viejas fotos y me doy cuenta que parece que era ayer cuando aún estaba estudiando en el colegio la ESO, y era una niña que desconocía todo lo que el mundo le iba a deparar.
Cuando estaba en ese momento veías totalmente lejos el momento que naciste. Como si fuese algo que ocurrió hace cientos de años, y no tuviera nada que ver contigo.
Cuando realmente tienes la sensación que cada año que pasa y cumples un año más lo sientes como un día más.
Es como si ayer cumpliste los 24, antes de ayer los 23...y así sucesivamente...
Cuando somos pequeños, esos 365 días los veías a lo lejos. Siempre deseosa que llegase ese día, contabas una y otra vez los días que faltaba para cumplir un año más, y tenías la sensación de que nunca llegaría ese día. Sin embargo, ahora es todo lo contrario.
Aun no ha pasado un día y de repente sientes que tu próximo cumpleaños lo tienes encima.

Me paro y observo lo que se ha escrito en mi último libro.
Hay de todo, días buenos, días malos, alegrías, penas, nacimientos, despedidas, buenas decisiones, malas decisiones...
Como bien he dicho, de todo un poco.

Ahora dejamos en su estantería el libro y empezamos la primera página de un nuevo libro.

Un nuevo libro dónde espero que sigan habiendo días buenos y días malos, alegrías y penas, nacimientos y despedidas, buenas decisiones y malas decisiones. Y sobre todo, quiero que en este libro se plasme cada paso de una larga recuperación, cada subida y cada bajada. Hasta que llegue el momento que esa subida llegue hacer un camino recto, dónde ya no hay subidas ni bajadas, y haya llegado al final de una larga enfermedad.

Leo lo que voy escribiendo y me pregunto ¿porque quieres vivir también las cosas malas?
Aun que nos cueste verlo a medida que vamos caminando, todo forma parte de la vida.
Lo bueno y lo malo, las alegrías y las tristezas, los nacimientos y las despedidas...todo...

No podemos parar el ritmo del mundo ni de la vida.

Por ahora, quiero empezar escribiendo que no es el mejor de los cumpleaños, pero si puedo decir que de estos últimos cumpleaños, es el más sano que he tenido anteriormente; también puedo decir que tengo a gente maravillosa a mi alrededor, a vuelto una gran amiga que aun que sea por unos meses, me recuerda que todo sucede por una razón, veo a una amiga día a día cumplir su sueño de llegar a lo más alto, aun que para mí, ella ya está en lo más alto; veo, siento y leo a una hermana mayor que me enseña en cada visita y en cada e-mail lo que es la vida, y por supuesto, me enseña los pasos que mis dos sobrinas van dado día a día; tengo unas amigas tan lejos tan lejos, que las siento cerca de mí; tengo una familia maravillosa que confía en mí y me han dado el mejor regalo que la vida me puede dar, mis dos amores Lucía y Yeray; tengo la alegría de tener a un chico maravilloso, que espera atento la llegada de una curación, y mientras voy recorriendo ese camino, él está ahí atento, dandome amor, cariño, y momentos que son solo nuestros; tengo compañeras de clase que han conseguido que pierda el miedo a volver a estudiar; y tengo compañeras que están en el mismo camino que yo, que se superan día a día, y terapeutas que siempre van un paso adelante para no dejarte caer, y recordarte que todas PODEMOS, que YO PUEDO.

Por lo tanto, me gustaría que el primer capitulo de mi nuevo libro fuera:


"Seque viam lucis"



by Kinki Pulguita


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Por supuesto que puedes!!! Y está muy bien que te hayas dado cuenta de ello.
Y por supuesto que también hay que vivir lo malo con aceptación. Igual q las dolorosisimas contracciones del parto traen algo maravilloso a tu vida, hay situaciones difíciles y dolorosas que te dan la oportunidad de volver a ser feliz.
Tu hermana mayor :)

Lorena Vidal Paz dijo...

Y, ahora, en este nuevo capítulo a seguir luchando :)

Seguidores