18 de marzo de 2008

La Culpa







Lo primero, no hacer daño, como personas debemos hacer este juramento pero el dolor sobreviene y después la culpa y no hay juramento que valga para eso. La culpa, nunca llega sola, trae compañía: la duda y la inseguridad.

Lo primero, no hacer daño. Más fácil de decir que de hacer. Podemos hacer todos los juramentos del mundo pero la mayoría de nosotros hace daño continuamente. A veces aunque tratemos de ayudar, hacemos más daño. Y de pronto la culpa asoma la cabeza. Qué hacer cuando la culpa depende de ti. Debemos tomar una decisión. O dejamos que la culpa nos lleve a hacer lo que nos trajo problemas o aprendemos de la culpa y nos esforzamos por superarlo.

























by Kinki Pulguita

1 comentario:

Rose dijo...

Muy cierto kinki a veces por ayudar causamos mas mal que bien y la culpa nos consume pero a veces es mejor dejar que las cosas pasen por si solas, que tomen su cauce. Sin importar que siempre haremos daño.

Seguidores